Ropa quirúrgica en tela no tejida: Una alternativa esencial para Instituciones de Salud

Ropa quirúrgica en tela no tejida: Una alternativa esencial para Instituciones de Salud

Dentro de las Instituciones de Salud se siguen normas y procedimientos que garantizan la seguridad del paciente, la calidad del servicio y la satisfactoria recuperación, puesto que, continuamente están en riesgo de ser contagiados. Por consiguiente, al momento de la toma de decisión para seleccionar los uniformes médicos a utilizar, deberán ofrecer protección, es decir, evitar la penetración de líquidos y contaminaciones, que sea confortable permitiendo la transpiración, evitando alergias y brindando seguridad sin la existencia de desprendimiento de pelusas.

La ropa quirúrgica en tela no tejida, se ha convertido en una alternativa esencial que forma parte del control epidemiológico en las instituciones de salud, protegiendo también el personal que está expuesto a contagios y material peligroso, de igual manera es necesario tener en cuenta los otros elementos de protección como: gafas y guantes estériles.

En las entidades de salud, principalmente en quirófanos de cirugía se está profundizando en esta alternativa que brinda y proporciona barreras eficaces de protección para evitar la propagación de microorganismos causantes de infecciones por la rotura de una barrera cutánea, utilizando prendas descartables elaboradas con materiales no tejidos esterilizados, evitando el rehúso en la ropa de los pacientes y asegurándose que cumplan con estándares establecidos por la normatividad 4725 del 2005.

 

En la actualidad, existen regulaciones que establecen los requisitos mínimos de calidad para que sean efectivos en la reducción de riesgos de infecciones. Estas normas tienen como finalidad facilitar la comunicación entre los fabricantes de tela no tejida, los usuarios y las empresas que se encargan de la certificación de los materiales para uso quirúrgico, suministrando fichas técnicas sobre los productos de un solo uso que se emplean como productos sanitarios para personal clínico, equipos médicos y pacientes.

Los fabricantes también deben ofrecer información sobre el tipo de esterilización al que se sometió el producto para mantener la tranquilidad de su distribución. Esta tela presenta beneficios, puesto que los productos deben cambiarse de un paciente a otro, además, existe variedad en el diseño de los paquetes quirúrgicos para cada especialidad, respondiendo a las exigencias solicitadas por los clientes e instituciones de salud.

 

 

 

By |agosto 16th, 2019|Salud|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment